Piense y hágase rico: La verdadera riqueza y superación personal

Antes de comenzar a leer este articulo, me gustaría contarte una cosa. Este libro, “Piense y hágase Rico” de Napoleon Hill, fue el segundo libro de desarrollo personal que me leí, y digo “me leí” porque físicamente así fue. Pero espiritual y mentalmente este libro es tan rico en contenidos que nunca, jamás… deberías terminar de leerlo. Así pues, paso a compartirte las enseñanzas que este libro ha generado para mi.

Todos somos capaces de entender que cuando el ser humano empieza a desarrollar su sentido de la razón y también a comprender ciertos aspectos del funcionamiento de la vida, entiende lo que es el dinero y quiere obtenerlo. Pero querer no es suficiente y es entonces cuando la riqueza se convierte en objeto de deseo. Es en este punto, cuando pasarás por todas las fases que  te permitan organizar maneras y medios para adquirirla. Solo así dejarás a un lado el fracaso como opción de una forma definitiva.

En el  libro “Piense y hágase rico”, de Napoleon Hill, se puede aprender sobre la autodirección, las decisiones inteligentes y la planificación organizada. Todo esto acompañado de ejemplos de grandes hombres y planes que permitirán enseñarnos a ser los dueños de nuestro destino y usar el poder que tenemos para dirigir cada uno de nuestros pensamientos.

Los pensamientos son cosas. Este es el pilar fundamental que debes entender y hacia este punto es que debemos apuntar primero, este es justo el principio de todo: Los pensamientos. Si estos pensamientos se unen con mucha claridad a cualquier propósito, no existe camino que no lleve hacia la realización de esa idea que está en tu mente en forma de pensamiento, y junto con el pensamiento, existen otra serie de aspectos esenciales para alcanzar aquello que más deseas y también la riqueza.

Piense y hágase rico: El deseo

En Piense y hágase rico, se detallan muchas maneras de visualizar el deseo, aquello que quieres y por lo que estás dispuesto a luchar. Napoleon Hill diseña una serie de pasos o una fórmula sencilla y exitosa que te permitirá alcanzar cualquier meta que te hayas propuesto, en el caso del libro, determinar la riqueza que quieres obtener y todo lo que tiene que ver con ella.

En primer lugar habrá que determinar la cantidad de dinero exacta que se desea obtener. Posterior a esto, también se tendrá que definir con extremo detalle aquello que estás dispuesto a dar a cambio por el dinero que deseas conseguir. Una vez que ya se han establecido estos dos primeros pasos se deberá pautar una fecha límite en la que ya tendrías que tener la cantidad de dinero que definiste con anterioridad.

Una vez que ya has cumplido con todo el proceso anterior, se continuará con una de las partes más importantes, según Napoleon, crear un plan estratégico que permita llevar a cabo el deseo para empezar de manera inmediata con su ejecución. Una vez que esto esté listo, deberás escribir un enunciado en el que se especifique todo lo que ya has planteado anteriormente y lo leerás en voz alta al menos dos veces al día, una en la mañana y otra en la noche, llevando a cabo así un ejercicio efectivo de visualización.

Cuando leas el enunciado deberás ver, sentir y pensar que el dinero ya está en tu poder. Quizás parezca una formula demasiado simple o incluso puedes llegar a experimentar sentimientos de desconfianza, pero la verdad es que esta es una manera precisa de darle seguimiento y empujarte a ver tu deseo hecho realidad.

Este tipo de trabajo de imaginación requiere mucha concentración, como de seguro ya debes imaginar, y esa es una cualidad que puede fomentarse a medida que se va poniendo en práctica. Mientras más progreses con este ejercicio, sumado a la confianza en ti mismo, podrás visualizarte a ti mismo con el dinero y así lo alcanzarás más rápido de lo que crees.

Piense y hágase rico

Piense y hágase rico: Pasar del pensamiento a las acciones

Uno de los procesos más importantes para alcanzar la riqueza es el conocimiento especializado, organizado y dirigido a través de planes prácticos que se ponen en acción. Quizás te estás preguntando cómo se puede obtener este conocimiento, pues Hill indica que aparte de la experiencia y la propia formación, las fuentes más importantes de formación son las que están disponibles gracias a la cooperación de otras personas tales como las universidades, escuelas, bibliotecas y cursos especializados. Cualidades como la autodisciplina, puntualidad y el hábito de culminar con lo que se inicia debes tenerlas muy presente pues son las que conforman el liderazgo. Y recuerda, detrás de las ideas se encuentran los conocimientos especializados.

Asimismo, debes saber que el conocimiento especializado es abundante y puede adquirirse de manera más sencilla que las propias ideas. Es la capacidad de combinar ideas y conocimiento lo que te permitirá realizar planes organizado pensados para alcanzar la riqueza en conjunto con la imaginación.

La imaginación es esencial porque precisamente es en ese lugar donde se plasman todos los planes que el hombre tiene. A aspectos como el deseo y el impulso se les moldea y se les da perfil y acción solo a través de la imaginación. El proceso imaginativo funciona de dos maneras: a través de la imaginación creativa y mediante la imaginación sintética. La primera es la creadora y a la que acude el genio cuando no puede resolver algún inconveniente mediante la imaginación sintética, que es la que nos permite usar viejos conceptos, ideas o planes y conformar nuevas combinaciones.

La imaginación es esencial al momento de establecer un plan preciso que permita desarrollar la idea que ya anteriormente has dejado por escrito. Sin el recurso de la imaginación esa idea no podría recibir el impulso necesario para convertirse en acción.

Piense y hágase rico

Piense y hágase rico: La organización en el plan de acción

Una vez que se pasa el plano abstracto, debe pasarse al plan práctico de acción. Para ello, lo primero que deberás hacer es comenzar el proceso organizativo que conlleva a la conformación de grupos de trabajo y también a poner en práctica uno de los principios esenciales que permiten lograr con éxito casi cualquier objetivo: el trabajo en equipo. Nadie tiene formación, experiencia, capacidad innata y conocimientos suficientes para acumular una fortuna sin la contribución de otras personas.

Será el trabajo en equipo lo que permitirá que tus planes se conviertan en acciones pues este es un paso hacia la riqueza porque actúa como una fuerza que da impulso. Asimismo, la mayoría de los conocimientos fluyen mejor cuando se está en equipo porque se puede acceder a la experiencia acumulada. El trabajo en grupo permitirá que las mentes se fusionen y puedan hallar solución a una gran variedad de problemas con mucha más rapidez. Una vez que el problema o la situación este expuesta, cada miembro del equipo contribuirá con su parte. Este tipo de trabajo permitirá que cada participante exponga su conocimiento y la experiencia grupal se pueda nutrir.

Un punto clave dentro del trabajo en equipo será el líder y el liderazgo. El líder debe mostrarse agradable y empático con sus seguidores, además de estar dispuesto a asumir la responsabilidad por los errores de quienes lo siguen. Asimismo, el líder debe entender el principio del esfuerzo en conjunto y debe ser capaz de impulsar a sus seguidores a que haga lo mismo. Sin duda alguna el liderazgo exige poder y este requiere cooperación.

Piense y hágase rico: Evitar el fracaso y apostar por el autoanálisis

Una de las mayores tragedias de los hombres es que siempre se enfrascan en el fracaso. Y sí, la mayoría de las personas fracasan, por lo que la prioridad es identificar cuáles son las causas del fracaso que bloquean el camino entre tú y el éxito.

Debes conocer tus causas, las cuales pueden ir desde mala salud hasta influencias ambientales desfavorables desde la niñez. Relacionado a estas causas también pueden aparecer la falta de un objetivo definido en la vida, la carencia de ambición, la falta de autodisciplina, la personalidad negativa y hasta la intolerancia.

Asimismo, ciertas decisiones también pueden conllevar hacia el fracaso. Entre estas pueden estar una mala selección de socios en los negocios, gastos indiscriminados e incluso una selección equivocada de profesión. A estas se le suman otras actitudes negativas como el miedo, la excesiva precaución, el egoísmo o la vanidad.

Para poder evitar el fracaso es esencial que puedas conocer lo que vales y que estés al tanto de todos tus progresos o retrocesos a través de un compilación personal que también te permitirá elaborar o re elaborar el plan práctico. Deberás cuestionarte sobre la constancia, la toma de decisiones, el miedo, la prudencia, la energía e incluso la falta de concentración. El objetivo principal de todo este cuestionamiento o compilación será eliminar los tres enemigos del éxito: la duda, la indecisión y el temor. Lo importante es poder enfrentarte a cada uno de los temores que te acechan para que puedas alcanzar la paz, la claridad y la serenidad.

Piense y hágase rico

Piense y hágase rico: ¿Y sobre el final?

Lo que debes entender y que es fundamental es que la única cosa sobre la que tienes control completo es sobre el pensamiento, tu pensamiento. A través de él podrás controlar y dirigir tu destino, por lo que debes aprender a orientar tu mente para que deje a un lado lo negativo y la duda.

El propósito del libro es que puedas observarte como eres realmente, descubrir tus errores y corregirlos iniciando por visualizar lo que deseas. Todo esto te permitirá la creación de hábitos que te ayudarán a trabajar la voluntad y la perseverancia requeridas para alcanzar el éxito personal y económico.

El pensamiento es la clave. Si piensas que eres superior, entonces lo eres. Las luchas de la vida no siempre favorecen al hombre más rápido o al más fuerte, pero más pronto que tarde el hombre que gana es el hombre que puede.

¿Te a gustado el resumen de este libro? ¿Si así, estarías dispuesto a comprarlo para seguir aprendiendo más sobre él?¿Te gustaría que me lea y haga algún resumen sobre las enseñanzas de algún otro libro?

¡Déjanos tu comentario, estoy esperando con ansias leerte!?

¡Por último y si te gusto este post no olvides compartirlo!

Share This